LA INVERSIÓN

Es un hecho que para poder llevar nuestro negocio al siguiente nivel, después de haberlo formado, es necesario llevar a cabo una actividad muy importante para todo negocio, pero la cual no es fácilmente tomada en cuenta por gran cantidad de ellos, me refiero a la inversión.

La inversión no se resume solamente a la aportación de dinero por parte de los socios e inversionistas de la organización, sino también tiempo, recursos que resultan de suma importancia en las actividades principales. Para aprovechar de la mejor manera estos recursos hay que saber a qué actividades invertirle tiempo y a cuales dinero.

shutterstock_127896038

Pero antes de pensar en invertir, evalúa los recursos que tienes ahora y cómo los usas. En lugar de invertir directamente en la máquina que produce dos veces lo que produces ahora, revisa si la máquina que tienes está usada de manera óptima. Tal vez tienes huecos en los procedimientos de tu empresa, y ahí estás perdiendo dinero. Detecta fallas en tus procesos actuales de producción y administración, y corrígelas. A veces con simples modificaciones al flujo del proceso, acercar el material o reducir el papeleo, puedes incrementar tu eficiencia y aumentar tus ganancias sin haber invertido ni un peso/dólar. Así estarás usando lo que tienes a máxima eficiencia y por lo tanto a máxima ganancia.

Una vez que estés operando a máxima eficiencia con lo que tienes actualmente, puedes pensar en inyectar más dinero.

Ten en mente que en lo que inviertas debe tener como meta:

  • Generarte más clientes.
  • Hacerte más eficiente o más capaz.
  • Reducirte costos.

Así que, dicho esto, es hora de que hagas un mapa completo de todos los procesos de tu negocio, y empieces a observar dónde puedes incrementar tu capacidad o eficiencia de forma que aumentes tus utilidades. Busca los cuellos de botella e investiga de qué manera puedes incrementar tu flujo de clientes.

Invertir para tener mayores utilidades

  1.  Si tu negocio necesita un poco más de vida, tal vez quieras invertir en publicidad para ponerte enfrente de potenciales clientes. Olvida los “viejos métodos” de publicidad, y acércate a tus futuros clientes a través de internet. Además de que tiene un menor costo que los métodos tradicionales, en Internet podrás medir con mayor facilidad y mayor precisión el resultado de tus esfuerzos.
  2.  Busca en tu mapa y en tus operaciones diarias las tareas que repites con más frecuencia: Cualquier tarea que tengas que hacer más de una vez, puede ser automatizada, y te ahorrará mucho tiempo que ahora podrás dedicar a más clientes o a crecer tu negocio. Invierte en un sistema de administración de clientes (CRM) o en un framework de software y hardware que te permita liberar a tu personal de las tareas administrativas regulares y les permita realizar más trabajo de valor.
  3.  Una solución inmediata a los límites de capacidad de tu empresa es buscar un contratista independiente al cual puedas delegar algo de tu trabajo. Tal vez hay partes de tu trabajo que no es absolutamente esencial que lo hagas tú, y que otra persona puede hacer con la misma calidad. Aprende a delegar trabajo, y estarás libre para poder responder a más clientes.

Capacitación. Capacita a tus empleados para entrar en nuevos mercados, agregarle valor a tu producto o servicio, y para volver más eficiente a tu personal. Elevar la calidad del trabajo que realizas y la interacción con tus clientes son algunos de los resultados. La capacitación siempre produce buenos retornos, ya sea que capacites a tus trabajadores, a las personas en el frente de tienda o a tus administradores. La capacitación te hace ser más eficiente en tu trabajo.

Inteligencia. Un negocio que se conoce a sí mismo y a su terreno de juego, es un negocio preparado para crecer y para responder al medio cambiante de la mejora manera. Invierte en información o en un sistema completo que te permita medir el rendimiento de tu negocio, y adquiere reportes externos sobre el comportamiento de los mercados.

Muchas veces, la inversión es mínima o hasta nula, y los beneficios que recibirá tu negocio serán inmensos. Dedícale suficiente tiempo a crear el mapa completo de todas las operaciones productivas de tu empresa, y junta a tu personal para preguntarles por áreas de mejora, que a veces ellos son los que mejor saben qué aspecto necesita atención.

Recuerda tener disponible un portafolio de posibles inversiones para que siempre estés mejorando y creciendo tu negocio. De preferencia, asigna a un encargado especial para llevar estos proyectos, y no olvides que tu inversión tiene una finalidad muy específica: incrementar tus utilidades, así que asegúrate de registrar todos los gastos y también los rendimientos consecuentes para que tengas el control y sepas que tus inversiones están rindiendo los frutos que esperas.

Agradezco la valiosa aportación que hemos presentado en esta ocasión en nuestro blog al autor original de este artículo, Joan Ferreira. Si en lo personal te agrado lo que has leído y te interesa conocer más sobre este autor y sus aportaciones, visita la página www.blogfinanzas.net en donde podrás encontrar gran contenido de interés sobre este tema y demás relacionados con finanzas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s